Viernes, 06 de octubre de 2006

Entendiendo por estímulo todo tipo de actuaciones que producen excitaciones, en el ámbito físico, los diferentes ejercicios representan los estímulos utilizados en el entrenamiento deportivo. Estos estímulos son condicionados por el volumen, la intensidad, la densidad, la duración y la frecuencia. Todos ellos son parámetros de carga utilizados en el entrenamiento.



El volumen
Es el aspecto más cuantitativo del esfuerzo y por lo tanto el más fácil de medir. El volumen del entrenamiento contabiliza el número de estímulos efectuado en cada sesión de entrenamiento y viene expresado por el tiempo, distancia o peso multiplicado por el numero de repeticiones y series. (R*S*(T,D,P))
Para elevar del volumen aumentaremos el tiempo, la distancia o el peso con el que trabajamos.


La intensidad
Es el aspecto más cualitativo del entrenamiento o el nivel de esfuerzo de cada estímulo. Se mide en tantos por ciento sobre la capacidad máxima del individuo en un determinado ejercicio.
Una vez calculado el porcentaje sobre el que se desea trabajar basándose en el tiempo, el peso o la distancia, el aumento sobre la intensidad de la carga podrá realizarse a través de:

El aumento de la velocidad de desplazamiento.
La disminución de la recuperación (manteniendo la velocidad).
El aumento de la carga.
El aumento de la velocidad de ejecución de un gesto técnico.


La densidad
Se trata de un parámetro que intenta correlacionar los niveles de trabajo con los de recuperación. El incremento de la densidad se conseguiría reduciendo los tiempos de recuperación entre esfuerzos.


La duración
Es el tiempo durante el cual el estímulo del movimiento tiene un efecto motor sobre la musculatura. Dependiendo del tipo de trabajo que quisiéramos realizar escogeríamos una duración en concordancia con nuestros objetivos, bien sea resistencia aeróbica especial o general, anaeróbica lactácida, etc.


La frecuencia
Viene dada por el número de entrenamientos en un determinado espacio de tiempo. Debido al carácter progresivo del proceso, al efecto retardado de los estímulos y a los ritmos vitales, el entrenamiento se fracciona temporalmente en microciclos, mesociclos y macrociclos. (Ver: “El Método, Períodos de Trabajo&rdquoGui?o.

 


Comentarios