Viernes, 12 de mayo de 2006

Se suele dividir el tiempo disponible de trabajo en períodos de tiempo agrupados dentro de una cierta similitud de forma que los objetivos a alcanzar se encuentren, dependiendo del período de que tratemos, más o menos vinculados.

Macrociclos
Períodos anuales o de temporada. El macrociclo anual o de temporada, también llamado Ciclo, se divide en tres mesociclos fundamentales: el preparatorio, el competitivo y el de transición.

Mesociclos
Son períodos más específicos que se caracterizan por su situación concreta dentro del ciclo correspondiente (pretemporada, competición, descanso, post-temporada...). Dentro de un mesociclo concreto podemos encuadrar otro, de menor duración, dependiendo de la existencia de un evento que lo justifique. Podría existir un mesociclo dentro de la post-temporada en caso de la participación en alguna competición de menor importancia o más específica. Suelen constituirse en períodos de dos o cuatro meses.

Microciclos
Normalmente se trata de períodos de tiempo quincenales o semanales en los que se trabaja la consecución de un objetivo más concreto. Este puede tratarse de un partido importante o del trabajo de una situación táctica concreta (p.ej.).

Sesiones de entrenamiento
El trabajo a realizar en cada entrenamiento dentro de los objetivos del microciclo correspondiente.


El desarrollo de nuestro método ha de ser sistemático y flexible. Sistemático con el fin de asegurarnos que los contenidos de las sesiones son el resultado de la aplicación de una planificación del trabajo y flexible con el fin de adaptarnos a situaciones inesperadas y poder acoplarse sin excesivas dificultades a situaciones puntuales imprevistas.

 


Publicado por Marisa_Bidilla @ 0:01  | El M?todo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios