Viernes, 13 de enero de 2006
Ni un botiquín de emergencia es una UCI móvil ni tiene que parecerse a la trastienda de una botica. Cuidaremos de que contenga lo necesario para actuar ante las lesiones más frecuentes. En nuestro botiquín básico, el cual nos acompañará tanto durante los entrenamientos como en los partidos que disputemos, siempre deberemos de disponer de:

Tiritas (tapar heridas pequeñas)
Gasas (limpiar heridas y hacer apósitos)
Agua oxigenada (limpiar y desinfectar heridas)
Alcohol (friegas en calambres)
Algodón (taponar hemorragias en la nariz o hacer mordedores en la pérdida de dientes)
Venda elástica
Venda no elástica
Bolsas de hielo
Mercromina o yodo (abrasiones y heridas)
Esparadrapo
Tijeras
Spray anti-inflamatorio / analgésico (lesiones que no deban de ser frotadas)
Pomada anti-inflamatoria / analgésica (si la lesión permite frotamiento)
Dirección y teléfono del centro de asistencia para una posible evacuación
Teléfono del servicio de ambulancias
Fichero con datos médicos relevantes de cada jugador



Deberemos de estar preparados para intervenir en la mayoría de las lesiones menores que se puedan producir. Dado que no somos profesionales de la medicina, nuestro cometido simplemente tratará de una primera intervención de urgencia y el traslado inmediato a un centro médico para que el lesionado pueda ser atendido por personal cualificado. Si evacuamos al jugador a un centro médico, no olvidaremos echar mano de su ficha médica. Cualquier otro tipo de papeleo -como presentar la licencia del afectado en
el centro médico- puede ser solucionado más tarde.

Publicado por Marisa_Bidilla @ 0:48  | Primeros Auxilios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios