S?bado, 05 de mayo de 2012

Se acabó. La liga más igualada de los últimos años dice adiós con un nuevo referente en el hockey gallego: el HC Borbolla.

En la primera participación de las de Monte Alto, aunque comenzaron con dudas, confirmaron sobradamente los pronósticos que las hacían el rival a batir. No empezaron bien la temporada. De los cuatro primeros partidos, dos derrotas. A partir de ahí una marcha impecable hacia los títulos en juego sólo frenada por el Vigo Stick en una tarde aciaga de las coruñesas. Todo lo demás, victorias y números dignos de tener en cuenta.

El Vigo Stick, quizás el equipo más presionado para alcanzar una de las dos plazas que dan acceso a jugar la fase de ascenso a la OK Liga, pudo alcanzar su objetivo no sin sufrimiento. Su empate en la cancha de las colistas fue el bombazo de la Liga.

En tercera posición y de nuevo sin premio,  quedó el HC Liceo. Cada año parece que va a ser el suyo pero no acaban de llegar los resultados. Esta temporada tuvieron entrenador nuevo, fichajes con experiencia pero la máquina no se acabó de engrasar y terminó gripando. Una temporada de más a menos.

El Compostela “a” se había reforzado con incorporaciones procedentes de los extintos Raxoi y Órdenes. Sus victorias ante el Borbolla y Liceo dejan entrever mayores capacidades de las demostradas. Víctimas de su irregularidad terminaron en cuarta posición.

El tiempo corre en contra del Compañía de María y le aleja del nivel de competición que tienen los primeros clasificados. A la espera de un relevo generacional, las colegialas no fueron capaces de alcanzar resultados positivos en sus enfrentamientos con la cabeza de la tabla.

Las más jóvenes de la competición, el Compostela “b” tuvieron que esperar a la Liga para recoger los frutos de su trabajo. Sendos empates ante el Compañía y Vigo Stick materializaban la progresión de un grupo con futuro.


Echando la vista atrás, allá por el mes de noviembre, en la víspera de San Carlos Borromeo para ser más exactos, nos aventurábamos a avanzar lo que podían dar de sí cada uno de los equipos. Veamos pues qué ha pasado.

Nuestros deseos eran que el campeón gallego perdiese más de un partido, y así fue.

Vaticinábamos que el Compañía –con su portería y experiencia del equipo- iba a plantear partidos incómodos contra sus rivales, y no nos equivocamos.

Con el Liceo la verdad es que no nos habíamos mojado demasiado. Plantilla quizás demasiado larga con lo que tienen de complicado su gestión y otra oportunidad perdida.

La situación de salida del Vigo Stick no era mala, al contrario. Equipo difícil de batir con un bloque muy luchador sudó cada uno de los puntos que le llevaron al segundo puesto de la Liga (terceras en Copa).

Y por último, el Borbolla. Cumplieron con todas las expectativas. Un bloque sólido, sin fisuras que sabe a lo que juega. Sin duda, el equipo más completo.


Publicado por Marisa_Bidilla @ 1:36  | Opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios