Viernes, 15 de septiembre de 2006

Entendiendo que las cualidades físicas son aquellos atributos positivos que caracterizan y determinan al individuo para la realización de la actividad física, podremos dividirlas en los siguientes grupos:

Cualidades básicas: Aquellas que necesariamente participan en un grado apreciable en la mayoría de las actividades físico-deportivas. (fuerza, resistencia y velocidad)

Cualidades complementarias: Las cualidades que deben estar presentes en la ejercitación física pero no necesariamente indispensables en la mayoría de las especialidades. (flexibilidad, coordinación y equilibrio)

Cualidades derivadas: Son consecuencia de la unión de varias cualidades básicas o complementarias. Son las que realmente se manifiestan en la mayoría de los deportes. (potencia y agilidad)



Dentro de un equipo de Hockey Sobre Patines, antes de ponderar la importancia de cada una de las cualidades y su nivel de influencia en cada uno de los puestos a ocupar por cada jugador, debemos de tener en cuenta la especialización necesaria en el caso de los porteros. Incluso, pero no haremos aquí diferencia, la determinada especialización a la que nos lleva el Principio de Individualidad.

De entre las cualidades básicas, haremos uso en mayor medida de la velocidad apoyándonos, en un menor grado en la fuerza, lo que nos conducirá, por simple asociación a la potencia.
Al estar utilizando tres parámetros en el desarrollo de la actividad (bola, stick y patines), nuestros jugadores necesitarán una buena dosis de coordinación y por supuesto, equilibrio. (se incluye el equilibrio como cualidad, aunque sea un sentido, por la notable influencia en nuestro deporte y por su condición de entrecalle.

En el caso del portero, dado que sus intervenciones en el juego son de máxima intensidad y corta duración (anaeróbicas alácticas), con intervalos de descanso variables (suficientes en la mayoría de los casos para reponer sus reservas de fosfágenos), puede ser suficiente la preparación aeróbica realizada con sus compañeros en la pretemporada.

Si quisiéramos aglutinar las cualidades físicas del portero en una sola palabra‚ esta debería ser la agilidad: la capacidad de mover el cuerpo rápidamente en los tres planos del espacio con la máxima amplitud.


Comentarios