Viernes, 23 de diciembre de 2005
EL SISTEMA MUSCULAR
El músculo es el responsable de los movimientos que pueda realizar un organismo. Básicamente el músculo es un haz de fibras cuya propiedad más destacada es la capacidad de contracción. La mayor parte de ellos forman estructuras independientes que cruzan una o más articulaciones y debido a esa capacidad de contracción son capaces de producir movimientos en ellas. Las fibras musculares están envueltas por unas vainas conjuntivas que se prolongan formando los tendones para unirse con el hueso.

Existen tres tipos de tejido muscular: liso, estriado y cardíaco.

El tejido muscular liso, de color blanquecino se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos y en las vísceras huecas. Con sus lentas contracciones, entre otras capacidades, varía el calibre de los vasos sanguíneos y hace descender a los alimentos por el tubo digestivo. La denominación de "liso" viene dada porque sus células no tienen estrías.

El tejido muscular cardíaco forma las paredes del corazón. Es un tipo de tejido realmente especial pues se trata de un músculo estriado de contracción involuntaria. Las células que lo conforman se pueden contraer sin ser estimuladas por el sistema nervioso central. Tanto el tejido muscular cardíaco como el liso no se encuentran bajo el control de la voluntad del individuo.

El tejido muscular estriado, de color rojo, es responsable de las contracciones voluntarias y se insertan en los huesos a través de los tendones. Sus fibras están formadas por estrías claras y oscuras.


ARTICULACIONES Y LIGAMENTOS

Las articulaciones son el conjunto de partes blandas y duras que conectan, de forma móvil o no, dos o más huesos. Dependiendo de la capacidad de movimiento, existen tres tipos de articulaciones:

Inmóviles (sinartrosis): impiden totalmente el movimiento y con el tiempo pueden llegar a osificarse. Es el caso de los huesos de la cabeza.

Movimiento limitado (anfiartrosis): están unidas entre sí por un cartílago fibroso. Aunque su movimiento es limitado, la suma de movimientos de varias de ellas puede dar lugar a desplazamientos importantes (columna vertebral).


Articulaciones móviles (hidartrosis): la parte más externa de ellas se extiende de un hueso a otro transformando en movimiento la contracción muscular.


Como hemos visto a contracción muscular y su transmisión a los huesos por medio de las articulaciones producen un movimiento, pero éste no será preciso y armónico sin la intervención de los ligamentos. Formados por tejido fibroso, se unen a los huesos de una forma tan tremendamente consistente resulta más fácil que se rompa el hueso o el propio ligamento que separarlos de su punto de unión. Al no poseer la capacidad de estirase hace que cuando son alargados por causa de una lesión o enfermedad, no recuperen su forma inicial.

Publicado por Marisa_Bidilla @ 18:13  | Primeros Auxilios
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 13 de enero de 2011 | 0:30

qque asco aqui no se encuentra nada

Publicado por Invitado
Miércoles, 27 de abril de 2011 | 6:20

Muchas gracias, su informacion sirve, aprendi algo nuevo con eso.

sigan asi

Publicado por Invitado
Viernes, 17 de agosto de 2012 | 22:38

Muy buena información!!!!!!! Me re sirvé para Biología. Gracias y besos.